¿Te acuerdas la primera vez que viste las olas del mar y la arena de la playa? ¿O cuando desde tu ventana contemplaste los copos de nieve caer del cielo y jugaste con la nieve?

Al viajar al desierto vimos algo que antes nunca habíamos visto, y resulto ser una experiencia increíble. ¿Te imaginas mirar a todos lados y sólo ver arena?

Share: